Nos sumamos en esta movida loca y espiritual que es el mundo de la exposición y la constante necesidad de expresarse y mostrar aquello que en la VIDA REAL resultaría demasiado bizarro para los demás. Espero entiendan que sobrevivir en este universo disfuncional que no podemos comprender en lo absoluto nos ha llevado a adoptar esta vida cargada de locura y trastornos que aunque a nuestros ojos todo forma parte de un extenso melodrama, para el resto, puede interpretarse como una extraña fusión entre lo cómico y lo patético.

No es recomendable para gente con prejuicios, y aún menos, para aquellos que ya se reconciliaron con si mismos y pudieron ordenar sus pensamientos.

19 feb. 2010

Revelaciones (By J)

¿Te acordás amiga de cuando decías que si hay algo que nunca ibas a poder tolerar era la infidelidad? (ahora que me llevo un poco mejor conmigo misma, puedo llamarme "amiga") 
Realmente, de verdad creía que la infidelidad era condenable y que ver a la persona que me interesa con otra sería devastador pese a que solo pudiese ser algo físico y no emocional.
Me equivocaba. Resulté ser mucho más liberal de lo que pensaba. Conocí algo de mi que no conocía. 
Les cuento la situación....


Me fui de vacaciones. La pasé bomba. Típica, me agarré a un flaco. Muy bonito. Interesante. Me quedaba una noche más de viaje después de habérmelo agarrado. Era algo breve, pero que sea breve no significa que uno la pase mal. Tampoco la pasaba mal sabiendo que el estaba de novio. Literalmente, me chupaba un huevo. No me sentí rompehogares porque me pareció que a la flaca se la pasaba por el ojete y me lo aclaró de una. Lo vi en el mismo boliche la noche siguiente a habérmelo apretado. Miraditas. Guiñadas de ojos. No pasaba nada más que miraditas. Salgo a fumar. Vuelvo. Se está agarrando a la flaquita esa (Me daba lo mismo si era la mina con la que el flaco estaba saliendo o una cualquiera). Apalarrapa. Me está mirando mientras se la agarra. Me guiña el ojo. Yo pensaba en ese momento: "Debería estar enojada como toda mujer por histeriquearme toda la noche y no darme, o por darle a la otra y mirarme al mismo tiempo. Debería. ¿Estoy enojada? Mmmm. La verdad que no. Estoy caliente pero no de enojada, de excitada. Que copada esta situación. ¿Me estaré volviendo loca? Esto no es normal. Definitivamente no es normal. Me re calienta la situación."


Y ahí en ese preciso momento tuve la revelación de mi vida. Es decir, yo sabía que todas las parejas de muchos años o se viven peleando o se meten los cuernos. Nunca imaginé pasando toda la vida con una sola persona simplemente por el hecho de cansarme de la otra persona. De aburrirme. O por pelearme y no poder tolerarla más a la otra persona. Y ahí me di cuenta que realmente el día que quiera estar solo con una persona, no me enojaría si esa persona decide estar un día en cama con otra. Mientras que esté en corazón acá que su pito este donde quiera. Después de todo, yo quisiera los mismos privilegios en esa futura relación. 


Como diría el gran Milan Kundera en su famoso libro "La insoportable levedad del ser", El amor no se manifiesta en el deseo de acostarse con alguien (este deseo se produce en relación con una cantidad innumerable de mujeres), sino en el deseo de dormir junto a alguien (este deseo se produce en relación con una única mujer). 

4 comentarios:

JuanM dijo...

Mmm.
No sé.

Es un interesante razonamiento, pero en mi opinión no es muy lindo ver a tu chica agarrándose a otro.

Todo bien con lo del pito y el corazón... pero no da. Ojalá que nunca me pase.

espléndidas dijo...

Por eso mismo aclaré, lo mio no es normal. jajaja

Lauri dijo...

"G" putea bastante, vos sos más intelectual jajaja

Nicolás Nunca dijo...

y yo comentando casi como el filósofo griego Alpédocles.

Puf...
Elegir.
Siempre digo lo mismo.
Se siente , se siente.

" Si me volvés a elegir...es lo que cuenta. después...andá por donde quieras."